Nobsa, te creí más cerca…

Capitulo 2: ¡Hacia los corales!

DSC05104

La Golden se llama Coffe, es una perra juguetona y noble. Sergio la llevaba junto a él con una correa, sin embargo no era necesaria la correa, pues Coffee nos seguía sin importar a donde fueramos. Arriba en los corales, nunca se perdió, y no nos causó mayores problemas. Fue buena idea llevar a Coffee con nosotros aquel día, ¿por qué? Pues tuve la oportunidad de tomar a Coffee en varias fotos, como pueden ver.

Salimos de la casa de Sergio, y fuimos calle arriba de nuevo. Los corales están en una zona protegida por lo que ví, pero la entrada no está restringida. ¡Podemos pasar cuando nosotros queramos! Los Corales están ubicados en una de las montañas de Nobsa, y se llegan a ellos subiendo a un nivel específico de altura (quiero decir que los corales no están ubicados en un mismo punto, sino que encuentras los corales a medida que vas subiendo la montaña).

Caminamos en la carretera para llegar a la entrada de esta zona. No era un carretera muy transitada por medios de transporte, pero sí era transitada por camadas de perros callejeros. Pueden hacerse una idea de cómo nos fue, y más con Coffee a nuestro lado…

Pues bien, cada vez que avanzábamos más, los perros callejeros se iban haciendo presentes… Algunos protegían territorio, otros seguían a Coffe y se aseguraban de que no fuera un peligro para ellos (o eso parecía), y la mayoría de las camadas ladraban, y ladraban, y ladraban, y ladraban… Lo bueno de todo esto es que me encontré con un cachorro

DSC04964

Pude tomarle varias fotos. Este cachorro nos siguió hasta cierto punto (lastimosamente no nos acompaño cuando entramos a los corales), y por si se preguntan que pasó con él… La verdad no lo sé. Una señora que vivía en el sector nos contó que habían abandonado a este cachorro, y nos preguntó que si queríamos llevarlo. Ninguno de nosotros contestó, solamente asentamos con la cabeza y seguimos todos (incluyendo a los dos perros) loma arriba.

La carretera esta llena de fauna a sus costados ya que el sector es campo baldío. Ví varias matas, hongos y flores de distintos tamaños y colores. Algunas eran puntudas y fornidas, rosas y verdes, grandes y pequeñas… ¡Hay mucha diversidad de fauna en Nobsa! Admiro que el poblado de Nobsa, hasta el momento, haya decidido proteger toda su zona ambiental por bien del territorio y de las especies que habitan en él, incluyéndonos.

DSC04983

César aprovechó también tomar fotos a la fauna que encontrábamos cada vez que caminábamos hacia Los Corales. Parecía que César traía una cámara modesta (y lo es, no es más grande que la mía), y me engañó, porque las fotos que había tomado en modo “macro” quedaron mejor que como las tomaba la cámara que yo traía.

Lastimosamente, no puedo compartir las fotos que tomó César porque, en el momento en que estoy escribiendo esto, no tengo en mi propiedad la cámara de César. Tal vez a futuro pueda pedirle prestada su cámara para hacer comparaciones entre la de él y la mía.

Pero no sólo nos encontramos con flores, también nos encontramos con una cabrita. Quería acariciarla, pero no pude porque su madre estaba cerca. Tengo el presentimiento de que las madres, de cualquier especie, son muy sobre-protectoras con sus crías, y más si son recién nacidas.

DSC05008

Después de un rato, llegamos a la entrada de la zona protegida, en donde se encontraban los corales. Nuestro objetivo era subir y apreciar la mayor parte de corales que habían en la montaña, a eso íbamos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s